La URF publica un estudio del diagnóstico sobre el esquema de comercialización de seguros en Colombia

La Unidad de Regulación Financiera (URF) publicó un estudio del diagnóstico que pretende analizar el esquema de comercialización de seguros en Colombia, la composición del sector, los actores y canales que intervienen, y los roles que estos desempeñan. Para el efecto, se consideran estándares y mejores prácticas internacionales, y finalmente se presentan conclusiones y recomendaciones para la estructura colombiana.

Redacción BDS FIDES, 27 abril 2017

Los seguros son una herramienta adecuada para mitigar choques adversos que afecten la estabilidad económica de los hogares y empresas. En ese sentido, la promoción del acceso y uso de seguros inclusivos puede ayudar como mecanismo de consolidación de la tendencia de crecimiento de la clase media que se viene dando en los últimos años en el país. Por tal razón, contar con un esquema adecuado de promoción de los seguros contribuye a que cada vez más empresas y hogares accedan a este servicio financiero, lo cual genera un impacto positivo en la economía en general y en la población vulnerable en particular.

En este contexto, es relevante conocer las formas como los productos de seguros son ofrecidos actualmente, de forma tal que el proceso de expansión del sector se desarrolle bajo unas condiciones adecuadas para las personas que entran por primera vez al mercado.

En este sentido, la URF resalta 3 aspectos importantes, a saber:

Todos los actores y canales dispuestos normativamente para la comercialización de seguros son relevantes, cada uno con su espacio de participación dentro del mercado asegurador,
Esta segmentación de participaciones justifica diferencias en los requisitos de idoneidad, profesionalismo, asesoría e información para distintos actores y canales, correspondientes con el nivel de complejidad de los productos en los que cada uno de ellos participa,
El sector identifica otra categoría de comercialización que no corresponde a los actores y canales que están establecidos por la normativa vigente. Aquí vale la pena establecer las condiciones bajo las cuales se ofrecen los seguros colectivos y contrastar la utilización de estos seguros como canales masivos con lo que la norma ha establecido como canales de comercialización masiva, particularmente el canal de corresponsales.

Comercialización de los seguros en Colombia: puede ser realizada directamente por las entidades aseguradoras (compañías y cooperativas de seguros) o por medio de actores autorizados legalmente para realizar la actividad de intermediación de seguros.
Venta directa: forma primaria de comercialización, y es cuando la aseguradora utiliza medios propios para realizar la venta de seguros.
Intermediación de seguros: solo pueden hacerlo
Sociedades corredoras: sociedades anónimas vigiladas por la SFC, cuya función principal es la de ofrecer, promover y renovar seguros. Actúan de manera independiente a la aseguradora, estableciendo una relación de asesoría calificada en riesgos con el usuario o cliente.
Agencias de seguros: actúan como representantes de una o varias aseguradoras en un determinado territorio, con unas facultades mínimas de recaudo de dineros, inspección de riesgos y promoción de seguros. Tienen relación directa con la aseguradora
Agentes de seguros: personas naturales que pueden desarrollar sus actividades de forma dependiente como agentes colocadores de una aseguradora o de manera independiente con sus propios medios. Para el primer caso la relación se produce con un contrato laboral, mientras que para los agentes independientes se hace a través de un contrato mercantil sin cláusulas de exclusividad.
Se permite la comercialización masiva de seguros sólo para los ramos autorizados y para seguros que cumplan requisitos de estandarización, universalidad y sencillez, y se hace bajo la responsabilidad de la asegurador. Para ello están las siguientes figuras:

Uso de red: se faculta a las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) para actuar entre ellas como prestadores y usuarios de sus redes de oficinas, empleados y sistemas de información, entre otros.
Corresponsalía: mecanismo de cobertura para la inclusión financiera; son personas naturales o jurídicas habilitadas para actuar como tales, contemplando dentro de su objeto social el desarrollo de esta actividad, que debe funcionar con total independencia e individualización de documentos y registros de la actividad económica principal del canal.

El seguro colectivo: está dirigido a sujetos que comparten una condición en común respecto del tomador, quien actúa para el efecto por cuenta de un tercero.
Existen algunos tipos de seguros para los que la connotación de colectivo es obligatoria: seguro previsional de invalidez y sobrevivencia; casos en los que las instituciones financieras actúan como tomadoras de seguros por cuenta de sus deudores, en seguros asociados a créditos con garantía hipotecaria para los que se dispone convenir el seguro de forma grupal.

La implementación del canal de comercialización masiva a través de corresponsales, busca que entidades tales como empresas de servicios públicos, grandes superficies, concesionarios, etc., cuenten con una figura bajo la cual pueden ofrecer productos de seguros en sus establecimientos, sujetos a los criterios de sencillez, universalidad y estandarización. Por este motivo, es importante que se pueda distinguir claramente cuando una entidad actúa bajo la figura de corresponsal y cuando actúa como tomador de un seguro colectivo.

Características y requisitos del seguro colectivo o de grupo a nivel internacional:
Protección de los asegurados o de la colectividad
Las características de la colectividad asegurada, que los asegurados sean individuos y pertenezcan a un grupo identificable
La existencia de un registro de asegurados
El rol del tomador es fundamental, que el tomador tenga un interés legítimo de proveer cobertura a los asegurados.

Principales conclusiones

El esquema de comercialización de seguros en Colombia (directa, con intermediación o través de canales de comercialización masiva) está en línea con los estándares y las prácticas internacionales.
Se debe actualizar la regulación sobre registro, autorización y supervisión de quienes comercializan seguros por parte de la SFC y que sea de manera permanente, y que la operación de agencias y agentes sea bajo la responsabilidad y autorización de las aseguradoras.
Los canales de comercialización masiva, corresponsalía y uso de red en Colombia, concuerdan en su mayoría con los estándares internacionales y en otros aspectos han sido pioneros en prácticas que han resultado exitosas para permitir acceso a segmentos poblacionales antes no cubiertos.
Se debe permitir a las aseguradoras el desarrollo del uso de red en doble vía, esto es, que las entidades financieras habilitadas para ser prestadoras de la red puedan a su vez ser usuarias de la red de las aseguradoras
Se busca complementar el esquema de ramos que pueden ser comercializados por uso de red y corresponsalía, de manera que atienda las diferencias de idoneidad y profesionalismo de estos dos canales.
Se debe actualizar la regulación sobre requisitos de idoneidad y profesionalismo de acuerdo con la complejidad de los productos. Se destacan los avances de la Circular 050 de 2015 en el tema.

Fuente: Inese

No hay comentarios

Agregar comentario

 

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.